Sobre eduCLIPS

Diego Leal y yo empezamos a confeccionar un boletín semanal con notas sobre educación, aprendizaje, tecnologías, investigación educativa, etc. Estuvo activo desde mayo hasta septiembre de 2015.

El boletín se realizaba agregando fuentes  a través de un agregador de RSS que después eran distribuidas semanalmente en forma de correo electrónico (boletín). Además del correo se podían leer también en una web y en Facebook. También se publicaban enlaces a cada nueva publicación en twitter. Estaba inspirado en los reportes del Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, en el OLDayly de Downes y en Inside.com.

El boletín fue una primera tentativa de varias cosas:

  1. Una excusa diaria para estar el día en mi campo, leer mucho y escribir.
  2. Un ensayo de nuevas formas ágiles de distribuir contenidos. Hablo de lo “ágil” en un triple sentido. En primer lugar, no es tan costoso como generar contenidos nuevos diariamente ya que es más una cuestión de selección. En segundo lugar, es ágil porque porque cualquier persona puede unirse. Basta la voluntad de hacerlo y agregar la categoría de un blog. En tercer lugar, estamos hablando de un uso tecnológico de baja intensidad. Básicamente, la infraestructura se reduce a un blog, un plugin de agregación y un servicio de  newsletter. O sea wordpress+feedpress+mailchimp.
  3. Creación de públicos. Estaba basado en una actividad de curaduría y de intermediación entre un contenido superabundante y públicos que, a pesar de esa abundancia, no llegan a esos contenidos y no tienen hábito establecido de consulta y lectura. Era, por tanto, una forma de introducirlos en ese hábito. Había cierta intención didáctica de formación de públicos [1].
  4. Finalmente, fue un proceso abierto de creación una infraestructura distribuida de producción y difusión de contenidos a la que esperábamos sumar a más gente e incorporar a esos públicos de forma que pasasen de ser “audiencia” a ser productores del boletín. Era tan importante la infraestructura, como el infrastructuring, esto es, la producción de una infraestructura que asegure la participación distribuida de mucha gente diferente [1]. A largo plazo se pretendía establecer una infraestuctura similar para producir contenidos más ambiciosos.

Como ven, una cosa muy sencilla de hacer, nada novedosa, pero con grandes ideas detrás, aunque éstas no sean tan importantes para los potenciales lectores o contribuidores. Desgraciadamente el boletín ha quedado temporalmente interrumpido. En los cinco meses que estuvo funcionando no logramos incorporar a gente nueva que contribuyera al boletín, aunque conseguimos una modesta cifra de lectores. La sencilla infraestructura tecnológico funcionó sin más problemas. Todavía creo que la idea tiene posibilidades interesantes. En un futuro, espero retomar la idea.

En este blog se encuentran todas las entradas que yo publiqué para ese boletín. Las guardo para mi propia consulta y, quizá, para retomarlas algún día. A día de hoy es una colección personal de recortes de frecuencia irregular.

Nota

[1] Se puede leer más aquí sobre la idea de los públicos y el infrastructuring.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s