Estudiar en casa

¿Es tiempo que se dedica en casa la diferencia entre el éxito y el fracaso escolar? Una vez que el niño estudia en casa, ¿pesa todavía más el estatus socioeconómico de los padres? Si la respuesta es afirmativa a las dos preguntas estamos construyendo un sistema educativo donde el tiempo en el centro influye poco a la hora de asegurar un buen resultado escolar. Atención a los datos de esta cita:

“En primer lugar, observamos que los individuos que viven en hogares con ingresos mensuales inferiores a 1200 euros (aproximadamente un 27% de nuestra muestra) dedican a tareas escolares unas 6 horas semanales, mientras que en el resto de los hogares el tiempo medio se sitúa en torno a 10 horas. Además, resulta muy llamativo que los individuos que pertenecen a estos hogares dediquen tan sólo 1 hora a tareas escolares en compañía de sus padres (un 20% del total de las horas dedicadas a tareas escolares) mientras que, por ejemplo, en los hogares con ingresos superiores a 3000 euros mensuales la cifra es de 5 horas (un 46% del total de las horas dedicadas a tareas escolares). Uno de los resultados más importantes del trabajo de Fiorini y Keane es que durante la infancia el tiempo dedicado a actividades educativas, especialmente con los padres, es el input más productivo para el desarrollo cognitivo (cierto que aquí nos centramos en la adolescencia porque la Encuesta de Empleo del Tiempo no recoge información en el diario de actividades si el individuo tiene una edad inferior de 10 años)”.

Fuente:  Virginia Sánchez Marcos y Ángel Garrido Aldea. ¿A qué dedican el tiempo los adolescentes en España? | Nada es gratis

Anuncios