Tecnología, datos y vigilancia

No es un ningún secreto, nunca mejor dicho, que toda la actividad que realizamos en Internet es continuamente vigilada por dos tipos de agentes: agencias de inteligencia y compañías privadas que venden nuestros datos o se benefician de ellos. En esta presentación se dan algunos ejemplos y se ponen sobre la mesa las consecuencias de esta vigilancia aún en el caso de que seamos personas anónimas que no tienen nada que esconder. ¿Cómo si no se explica que Facebook dé acceso gratis a Internet en algunos países?

Fuente: Marta Peirano: ¿Por qué me vigilan, si no soy nadie? |  TEDxMadrid.

Anuncios

Snowden: dos años después

Snowden, dos años después de sus filtraciones, hace balance  la vigilancia masiva en internet. Algunas cosas han mejorado (condenas a las prácticas de vigialancia de la NSA y fin de la vigilancia de las comunicaciones privadas, extensión del cifrado, mayor conciencia y preocupación por los mecanismos de vigialancia tecnológica, público informado), aunque la privacidad sigue siendo cuestionada por muchos y seguirá estando amenazada en el futuro cada vez que la coyuntura lo permita. Lo que más me llama la atención de este caso es como la tecnología ha convertido el derecho a la privacidad en un elemento esencial de la libertad de pensamieto y de expresión o de la presunción de inocencia, lo que demuestra que cualquier idea  se encuentra social, histórica y materialmente determinada. Incluida la de los derechos humanos.

Fuente: Edward Snowden: Edward Snowden: The World Says No to Surveillance | The New York Times.